Foraging

Merodeando por la campiña en el sur de Italia, me pregunto cuántos vecinos de la zona son capaces de distinguir una flor de zanahoria salvaje de una de cicuta. Es, al menos a simple vista, paradójico el hecho de que con tanto veganismo y crudismo en boga, el conocimiento de las plantas comestibles silvestres sea sapiencia prácticamente perdida, incluso en los ámbitos rurales.

Tanto mi mamá, que nació acá, como las mujeres de su generación (75/90+ años) todavía recuerdan como recolectar al menos una buena cantidad de verduritas silvestres, pero con menos de 60 años, no conozco a nadie en el pueblo que tenga demasiada idea (yo tampoco) de cómo hacerlo.

Estas tierras siguen donando tanto de comer sin siquiera cultivar, que a menos que hubiese una invasión química, esos alimentos naturales podrían ser vitales para aplacar hambrunas.

Desde hace algunos años vengo bregando por la recuperación de ese conocimiento local y ancestral. Que los niños salgan al campo con los abuelos, que haya al menos una iniciativa y movimiento municipal (en algunas comunidades se hace). Muchos me escuchan, pero todavía no logré que se arme ninguna movida; para colmo soy una golondrina que voy y vengo y la falta de afincamiento me juega en contra.

En las Américas también se perdió el saber de las plantas naturales. Un poco por aculturación y otro por vergüenza. El Ing. Alejandro Alonso de Sala de Payogasta, en los Valles Calchaquíes, me contaba que hasta hace unos años nomás él veía a las mujeres recolectar la quínoa, pero casi en secreto, sin querer ser vistas. Cuando les preguntaba si comían “eso” las mujeres negaban. Hoy la quínoa es moda y cotiza alto, y las damas norteñas pueden sacar a relucir con orgullo su antiguo conocimiento, pero cuántas otras plantas autóctonas crecen ignoradas y desaprovechadas? Cuántas y cuáles eran parte de la alimentación milenaria y cayeron en desgracia desde la conquista y colonización?

Hace muchos años me había puesto en contactado a distancia al Ing. Agrónomo Neumann, del INTA salteño, quien era un apasionado de plantas y hierbas. No llegué a conocerlo, lamentablemente, pero conservo un documento precioso con información sobre autóctonas halladas por él en el monte salteño. Me contaba que bastaba ni siquiera salir de la ciudad, sino apenas bordear el barrio residencial de Tres Cerritos para encontrar plantas comestibles, ni hablar del universo de las aromáticas, todo un universo de sabores por explorar.Ir en busca de verduritas campestres de la mano de un buen guía, puede ser apasionante, sobre todo para quienes provenimos de grandes ciudades, pero no es tan fácil, ni naif. Se trata de alimento. Hay que entrenar ojo y olfato; hay que tener cuidado y no tentarse probando sin saber; se requiere conocimiento de las estaciones y de los ciclos, y descifrar los signos naturales de la meteorología, y en las campiñas italianas, hay que tener mucho cuidado con los jabalíes, que se reproducen descontroladamente y que cuando andan con crías y en busca de agua pueden atacar. Por no hablar del peligro cuando se trata de ir en busca de hongos. Cada otoño, en Italia, hay muchas víctimas fatales por esta actividad. Curiosamente, no mueren envenenados sino despeñándose en las irregularidades del terreno, por el furor al intentar atrapar un champiñón inaccesible.La recolección está siendo redescubierta lentamente.

“Foraging” es la palabra clave, la denominación inglesa, que cada vez está sonando más en las redes. Todo esto, que puede sonar cándido y bucólico, ya está en la mira de quienes saben cómo aprovechar también la veta comercial.
Pasen si no a sitios como Wood-ing.org y vean qué cifras se manejan para la capacitación en la materia.
http://wood-ing.org/prodotto/foraging-academy/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s