Focaccia di Recco

La pizza napoletana es la versión triunfadora mundial de todos los modelos de panes achatados que existen en Italia, del cual está colmado todo el territorio, en un sinfín de versiones de otras pizzas que no son tales. Algunas formas hasta se llaman igual, pero son otra cosa. Por ejemplo, la pizze’scimme de Abruzzo y Molise, que era originalmente un pan ácimo nacido de las influencias de las comunidades judías de las regiones y que hoy sigue haciendo, pero  con levadura y se rellena con una mezcla obscena de morrones fritos y papas a la sartén).

Otra gran manifestación de pan chato son las focaccie de la Liguria, patrón que particularmente entre nosotros hizo pie y dejó huella a través de las fugazzas y fugazzettas que nos legó la inmigración genovesa.

Y así como la focaccia tomó en esta orilla del Río de la Plata esas expresiones acebolladas, en la Liguria también, a través de las culturas locales y de los tiempos, adquirió una profusión de formas de hacerse y de ser.

Un ejemplo, es la FOCACCIA DI RECCO.
Hace muchos años, fui a visitar a mi hermano, que por esos tiempos vivía en Génova. Me quedé como una semana, y como era casi verano, por las tardes, me tomaba el tren hasta Camogli y me daba unos chapuzones. El primer día, de camino de vuelta a la estación, que está prácticamente sobre la playa, y siendo casi las 7 de la tarde, un aroma a recién horneado se hizo carne con esa hambruna que le da al cuerpo una vez que estuvo sumergido en el agua durante un tiempo (sobre todo cuando ese cuerpo es joven). El olor me llevó de las narices a un mostrador sobre la vereda en el que frenéticamente expendían porciones de algo que no llegaba a ver bien qué era. Cuando tuve la propia y eso llegó a mi boca, fue como un delirio de hojas de masas sutiles que abrazaban en su centro un plano de queso, igualmente sutil, que hasta daba pena mordisquear, de tan delicado. No pude más que repetir la experiencia ese mismo día,  y qué felicidad pensar que me quedaban varios días más para reincidir en la perfecta secuencia del baño azul y dos porciones de focaccia de Recco.

Volví años después varias veces a Génova, pero no más a Camogli, y ahora viendo este anuncio de la Festa della Focaccia di Recco que se va a hacer en unos días me invadió el recuerdo. No me perdono no haber vuelto.

#Italia Ghiotta

https://goo.gl/maps/7EcVetYNQyjGeJtEA

Un comentario en “Focaccia di Recco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s