Cioccolato di Modica

A diferencia de otros alimentos americanos, que fueron despreciados o habilitados con dificultad en las cocinas europeas, o instalados entre las clases menos pudientes como panacea económica, el CACAO tuvo un tratamiento muy diferente. Su ingreso en Europa fue decididamente elitista.

“Cuenta Bernal Díaz del Castillo que, estando Hernán Cortés en la ciudad de Tenochtitlan, se celebró un gran banquete. En él, además de exquisitas viandas, corrían de un lado a otro unos jarros de un brebaje espumoso que al Emperador le servían en copas de oro fino que los aztecas llamaban cacáhuatl (agua con cacao) y que los españoles descubrirían al mundo con el nombre de chocolate.

Según la leyenda, la divinidad azteca Quetzalcóatl obsequió a los hombres con el grano de maíz y les encomendó su cultivo. Sin embargo, cuando Quetzalcóatl mostró a los hombres el árbol del cacao, los dioses se ofendieron y le expulsaron del paraíso. 
Para las civilizaciones mesoamericanas, el maíz era un alimento a la medida del hombre, mientras que el cacao estaba vinculado a la divinidad” (1).

El xocolātl (en lengua náhuatl) se consumía en América se cree desde el 1900 a.C. 
Primero fue la fermentación de la pulpa de cacao a modo de cerveza, y mucho después el uso de los granos de cacao tostados, molidos y mezclados con agua y especias (chile, achiote…) como brebaje. Un brebaje que ciertamente no debió resultar agradable para los paladares europeos, pero que con el agregado oportuno y triunfal de azúcar, vainilla y canela, ya nadie pudo pararlo.

“Al parecer fue en 1534 que uno de los monjes cistercienses de la expedición de Cortés, Aguilar, hizo llegar el cacao al abad del Monasterio de Piedra (en Zaragoza), donde se elaboró chocolate por primera vez en España y en Europa, y donde aún se sigue elaborando un chocolate de altísima calidad.”. (2).
Este “chocolate a la piedra” se sigue hoy elaborando de esa forma primitiva en España y es una técnica muy parecida la que llegó a Modica, en Sicilia por aquellos tiempos y que aún perdura en el CIOCCOLATO DI MODICA I.G.P.
“Al morderlo sorprenden los granillos de azúcar, que quedan enteros: mérito de un método de producción que no prevé conchado, ni templado, sino que la elaboración se produce casi en frío”.
Por su forma particular de elaboración, el resultado es un chocolate opaco, rústico, con el granulado de azúcar perceptible en cristales y sin sustancias extrañas como grasas vegetales, leche o lecitina de soja.
Para quienes estamos habituados al chocolate con leche, la sensación al morderlo y el sabor son extraños. Pero guste o no ese chocolate, nadie podría quedar indiferente ante el cúmulo de belleza de la ciudad Modica, enclavada en la montaña y una arquitectura desafiantemente barroca, en contraste brutal con la aspereza del territorio circundante.

El post termina acá, pero para quien haya llegado a este punto y quiera seguir leyendo, les dejo estas curiosidades sobre la historia del chocolate:

“Según el misionero inglés Thomas Gage, el obispo de Chiapas tuvo que prohibirlo bajo amenaza de excomunión, indignado porque las doncellas interrumpían los oficios religiosos al entrar en la iglesia con las jícaras calientes para sus señoras. En lugar de abandonar la bebida, las criollas chiapanecas dejaron de acudir a sus sermones, de modo que el obispo amplió la excomunión a todo aquel que no oyera misa en la catedral. No pudo cumplir su amenaza. Una tarde, poco después de aquello, cayó enfermo para morir ocho días después, hinchado por el veneno que ingirió… en un pocillo de chocolate.

La cualidad hacía del chocolate una bebida idónea para soportar el ayuno eclesiástico, tan idónea que los puritanos dominicos consideraron que lo era en exceso y que su consumo rebajaba el carácter mortificante de la abstinencia. Como en tantas otras polémicas, los dominicos tuvieron enfrente a los jesuitas, que eran tratantes de la mercancía en el Nuevo Mundo y, por lo tanto, parte interesada. La cuestión moral sobre si el chocolate rompía el ayuno ocupó toneladas de papel e implicó al menos a seis papas. Al final se decantaron por las tesis jesuitas, siempre que el cacao se tomase disuelto en agua y no incluyera otros ingredientes, como clara de huevo o leche”. (1)

(1) https://www.lavanguardia.com/…/la-historia-del-chocolate_12…
(2) https://es.m.wikipedia.org/wiki/Chocolate

https://www.curiosfera.com/historia-del-chocolate/
https://www.ngenespanol.com/fotografia/origen-del-chocolate/
http://chocolatescomes.com/historia-del-chocolate/
https://www.taccuinigastrosofici.it/ita/news/contemporanea/usi-costumi/Piccola-storia-del-cioccolato-in-Italia.html
https://it.wikipedia.org/wiki/Cioccolato_di_Modica
https://www.anticadolceriarizza.com/
http://www.cioccolatomodica.it/index.html
https://www.youtube.com/watch?v=hCZ3qeRQ0Ec


#ItaliaGhiotta

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s