Canistrelli de Córcega (= harina+azúcar+vino)

Calvi_11-12-2010_panorama (1)Foto alucinante de Calvi (Wikipedia)

De la mano de su arte, mi ahijada Julie está pasando una temporada laboral de verano en Córcega. En Córcega, Julie parece haber encontrado el paraíso terrestre: tierras mediterráneas de ensueño, mar azul y tibio, gente que se ve feliz, una actividad que más linda no puede ser -música- y comida y bebidas de la misma tierra, libres de rarezas y de conservantes, que la hacen adelgazar a pesar de su anti-dieta.

A poco de haber desembarcado en Calvi, una pequeña ciudad costera corsa, entre tantas exquisiteces que me describe durante horas por teléfono, Julie me contó que probó los canistrelli, bizcochitos que ella asoció con los cantuccini que había comido acá en casa hace algunos meses.  Me preguntó si los conocía y le dije que no. Pero parece ser que cuando fueron un día en camioneta con otra gente desde el centro de Calvi al supermercado en las afueras para hacer las provisiones generales, al ver los paquetes de canistrelli dio el aviso a todos los demás: “estos son riquísimos, son como los que hace mi madrina!” Canistrelli Según me contó, aunque nadie supiera quién corno era su madrina, los demás fueron tomando paquetes con avidez y prácticamente vaciaron la góndola. Ninguna de esas personas me conoce, ni yo a un canistrello, pero se ve que el espíritu instigador muchas veces va más allá de lo comprensible.

La anécdota me causó gracia y también me metió presión y curiosidad, así que googlée la receta, me puse a practicarla, la di a probar, la sometí a críticas y me la adopto porque estos canistrelli resultaron ser no sólo facilísimos de hacer sino además bien ricos y muy al estilo italiano, a pesar de no ser estrictamente italianos.

Las recetas que encontré en la web difieren en las proporciones, pero la fórmula siempre es harina + azúcar + vino + materia grasa, sin huevos.
Esta receta que cito está basada en:  http://www.marmiton.org/recettes/recette_canistrelli-de-jeanne_37990.aspx


La Receta
Canistrelli 5
500 gr de harina + 1 cucharada tamaño té de polvo de hornear   o 500 gr de harina leudante
½ cucharadita chica de bicarbonato de sodio (optativo)
160 gr de aceite neutro  (girasol, maíz, maní u otro que no se imponga con gusto preponderante como el de oliva).
170 gr de azúcar
85 gr de vino blanco ß pero en realidad es la cantidad que absorba la masa. Puede ser más.
Ralladura de limón o naranja.

Colocar en un bol todos los ingredientes secos. Agregar el aceite y luego el vino mezclando todo. Debe quedar una masa compacta.
Ahhhhh, el placer que da amasar con vino. Soy abstemia pero el aroma que se desprende de la masa a medida que nuestras manos la van trabajando es inspirador.

Al no tener huevos, la masa es fácil de manipular. Se hace en pocos minutos.
Si se puede, dejar reposar la masa por media hora –pero si no se puede esperar, no importa-.
Canistrelli 3
Estirar. Cortar en rombos y hornear a 180º por 15’. Dar vuelta los bizcochitos y hornear 5 minutos más del otro lado.
En lugar de cortarlos en rombos, también se pueden hacer como los cantuccini: amasados en lingotes, horneados y posteriormente cortados al bies y vueltos a hornear: esos son los verdaderos bizcochos, porque bizcocho significa “cocido dos veces” (bis-cotto).

Los canistrelli se pueden saborizar utilizando almendras, nueces, avellanas, semillas de hinojo, anís, pasas de uva o lo que sea. Se suelen además amasar con harina de castañas. También veo que los amasan usando pastis, bebida alcohólica francesa (de Marseille más específicamente) a base de anís y regalís; lástima que no tenga. Yo preparé el sábado una tanda de nueces pecan y otra con cáscaras de naranja abrillantadas picadas. Los unos más ricos que los otros.

Conviene comerlos apenas están preparados porque al no tener huevos tienden a ponerse duros.
Evitar que se cocinen demasiado (los de mi foto están demasiado tostados. Es mejor que queden más claros para que sean más blandos).

 

Anuncios

3 comentarios en “Canistrelli de Córcega (= harina+azúcar+vino)

  1. Tuve la suerte de hacer temporada en la Isla durante la misma temporada que tu ahijada y debo decir que los Canistrelli de Corcega fueron la perdición durante toda la estadia, los hay industriales a menor precio, pero los caseros eran realmente un manjar que no he encontrado en otro lado. Las variedades abundaban, pero mis favoritos eran los de almendra, los clasicos al anis y los de limon o naranja. Ansio volver a la isla a hacer otra temporada ya que ademas de las delicias que comi, es un lugar magico en el mundo.
    Voy a poner manos a la masa y hacerlos a ver que tal salen!

    Le gusta a 1 persona

    • Matías: dichoso de vos! No tuve todavía la dicha de conocer esa isla; por ahora sólo como mi versión de Canistrelli y miro las fotos. Me interesa muchísimo saber -cuando los hagas- si el resultado de los bizcochitos aunque sea tiene alguna reminiscencia de aquéllos!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s